Amarilis, como popularmente se conoce a esta planta de la familia de las Amaryllidaceae y cuyo nombre científico es Hippesastrum. Procede del centro y del sur de América, así como del Caribe, donde también se pueden encontrar hermosas variedades.

CUIDADOS

Iluminación

Los ejemplares recién comprados y en flor necesitan un emplazamiento luminoso, pero protegidos del sol directo. Gira la maceta de vez en cuando para que reciba luz por todos lados.

Temperatura

Amarilis es muy sensible al frío. En otoño-invierno temperatura fresca, pero nunca por debajo de +6ºC. En reposo, temperatura normal en exterior, hasta que vuelva a llevarse al interior a mediados de otoño.

Sustrato

Amarilis apreciará un abono con Hierro y Magnesio. Sigue abonando hasta que sus hojas se marchiten por completo para que el bulbo pueda acumular reservas. En invierno no precisa abono porque se desarrolla a partir de los nutrientes acumulados.

Frecuencia de Riego

Cuando empiezan a brotar las hojas proporciona riegos escasos para ir aumentando hasta la floración. Mantén la tierra húmeda mientras esté en flor (2 ó 3 riegos por semana) e interrumpirlos por completo cuando se marchiten las hojas, ya que necesita pasar un período de reposo.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos en Facebook
Facebook Pagelike Widget
× ¿Cómo puedo ayudarte?